La tienda

En nuestra tienda, salida del estudio de interiorismo de María Berna y Carlota Sarvisé, podéis encontrar una antigua platera del Pirineo y nuestro rústico mostrador, hecho con una puerta antigua que aún conserva sus clavos y herrajes. Podréis ver también la cava de afinado de la quesería y la sala de elaboración a través de dos superficies acristaladas.

Además de nuestros quesos, podréis adquirir otros productos artesanos del Sobrarbe: mermeladas La Marmita, patés de L’Ainsa, cerveza Rondadora y pacharán y licores Ordesano.

Y en nuestra zona de jardín exterior podréis probar nuestras degustaciones maridadas con vinos de Aragón y cerveza artesana.

¡Podéis venir a vernos cuando queráis!
(Horarios actualizados en nuestra página de facebook)

Nuestros quesos

Iremos actualizando esta sección con novedades y ¡nuevas elaboraciones que estamos preparando!

Nuestros quesos llevan los nombres de antiguos presos de la cárcel medieval de Broto, que dejaron sus nombres inmortalizados para siempre en sus negras paredes… Nuestro proceso de curación es totalmente natural, en una cava de afinado con los últimos avances del sector, pero a la vez sobre lamas de madera en un afán de conservar lo más posible la tradición quesera artesana.

Miguel Guillén - Queso de vaca curado - Bal de Broto

MIGUEL GUILLÉN: queso de leche cruda de vaca, recién ordeñada, de corteza natural, típico del Pirineo. La corteza se forma poco a poco con mohos naturales en nuestra cava de afinado, con mucho mimo y cuidados durante tres meses de curación. Cada semana volteamos cada queso al menos tres veces, lo limpiamos y controlamos su evolución… el resultado es un queso sabroso, cremoso y suave, con una textura especial y muy agradable al paladar.

José Pardina - Queso de vaca curado - Bal de Broto

JOSÉ PARDINA: queso también de leche cruda de vaca, curado durante tres meses en nuestra quesería. A este queso le damos un afinado especial, además de los volteos lavamos constantemente  la corteza natural con diferentes levaduras, eliminando los mohos y dándole un color anaranjado. Estas levaduras le dan una mayor cremosidad, con un sabor diferente y además la cualidad de fundir rápidamente, por lo que se puede tomar de forma natural o fundido en tostas, sobre carne… ¡tenéis que probarlo!